Mercè Conangla Marín. @EcoEmocional

Sábado, 3 de septiembre de 2022. A modo de muestra, y en el periódico de hoy:

  • Problemas de energía: Rusia corta el suministro de gas a Europa
  • Un magnicidio frustrado en Argentina
  • Cinco años sin que Kenia y Etiopia gocen de la estación de lluvias. Intensa sequedad y problemas de acceso al agua
  • Una posible fuga atómica en Zaporijia
  • Traslados forzosos de civiles ucranianos a Rusia
  • Cae el número de afiliados a la seguridad social
  • Aumento del número de ciclones tropicales en el Atlántico

Todas estas informaciones tienen resonancia emocional: preocupación y angustia por el futuro y por nuestra supervivencia como especie; miedo a la carencia de todo tipo; ecoansiedad por el planeta, desesperanza ante la guerra y la violencia, impotencia y soledad. Todas estas emociones se mezclan como si de un cóctel se tratara. El resultado puede ser, por un lado, el bloqueo, la pasividad ante la enormidad de los retos; por otro puede aflorar la ira ante todo lo que va mal en el mundo. El malestar emocional se generaliza. Porqué ¿acaso podemos hacer algo para mejorar la situación?

Sí. Más que nunca toca respirar, pararnos y darnos cuenta de hacia dónde nos han llevado nuestras elecciones grandes y pequeñas, como individuos y como sociedad. La destructividad acapara camino y sólo hay una forma de pararla: el camino de la bondad.

La bondad es la respuesta más inteligente. Es el ADN del corazón, una potencialidad con la que nacemos pero que debemos desarrollar, entrenar y aplicar si queremos que se convierta en realidad. La bondad cura, construye, crea, consuela, tiende puentes de sensibilidad, compasión y ternura. La bondad agradece, pacifica y suaviza las aristas de las dificultades cotidianas. La bondad en acción nos hace más fuertes como personas, diluyendo el sentimiento de soledad, mejorando nuestro clima emocional, fortaleciendo nuestras relaciones, generando un ecosistema humano más ético, más solidario, más evolucionado.

Por este motivo desde el Institut de la Bondat en Acció de Fundació Ecología Emocional queremos poner en valor y dar visibilidad a las acciones bondadosas que no aparecen en ningún medio de comunicación, pero están presentes. En nuestra Escuela de Bondad vamos a proporcionar recursos para educar de forma práctica en este valor para todo sin excepción elijamos la opción de la creatividad amorosa y bondadosa ante las fuerzas que quieren promover la destrucción.

Referencia del libro: Bondad en Acción, de Mercè Conangla y Jaume Soler, cocreadores del modelo y la Fundación Ecología Emocional.

Haz tu inscripción para el curso Escuela de Bondad. La base de una mente sana AQUÍ

Inscríbete AQUÍ al taller gratuito del 26/09/2022 sobre este curso

Inscríbe AQUÍ a la masterclass gratuita del 17/10/2022 sobre este curso