El último Socioescáner Emocional elaborado por la Fundación Ecología Emocional sitúa la crisis climática y energética como la principal preocupación de los encuestados (67,3% sobre el total), seguido de la violencia, las guerras y los movimientos de población (64,6%). En tercer lugar, se encuentra la pobreza (53,3%) y en cuarto lugar la desigualdad (36,2).

También figuran en esta lista de diez preocupaciones: las pandemias y la salud, la falta de confianza en las instituciones o el impacto de las TIC. El objetivo del Socioescáner es “tomar el pulso social en cuanto a los temas que más preocupan y nos tendrían que preocupar y que tienen impactos emocionales -en la salud y el bienestar- de las personas y los colectivos” según explica Mercè Conangla, cocreadora del modelo ecología emocional y fundadora de la Fundación Ecología Emocional.

Conangla añade que el principal problema es “la falta de visión global y de interrelación que todos estos problemas tienen entre sí”. Por ello, asegura que se quiere “generar conciencia poniendo los temas sobre la mesa”.

La impotencia, la frustración, la tristeza y el desaliento como principales emociones

Para los participantes del Socioescáner, estos temas generan impotencia y frustración (61,2%), tristeza y desaliento (53,2%), ansiedad y preocupación (52,4%) y esperanza en el futuro (43,6%). Conangla destaca que “esta gama emocional desactivadora no ayuda a pasar a la acción correctiva” porque “restan energía”.

Para hacer frente a los retos señalados, la mayoría cree que la mejor respuesta debe pasar por la sostenibilidad económica, social, medioambiental y emocional (64,7%), respeto y convivencia en la diversidad (56,1%) y la visión unitaria y solidaria de humanidad (49,9%). Ante esta situación, la fundadora de la Fundación Ecología Emocional se pregunta si “¿Estamos dispuestos a pasar de los valores pensados a los valores vividos y a actuar en consecuencia?”.

Cerca de un millar de participantes, la mayoría mujeres

El estudio ha contado con la participación de 929 personas de 17 países, entre los cuales destacan España (608), México (273), Venezuela (13) y Argentina (11). En cuanto a los géneros, un 74% de participación ha correspondido al género femenino y el 26% restante al masculino.

Más de un 90% de los participantes tiene más de 30 años, destacando especialmente la franja comprendida entre los 46 y los 65 años, que supone un 57% del global.

“Si bien la muestra no es representativa, sirve para poder continuar trabajando en los retos de este siglo XXI” indica Conangla, quién apuesta por la forma de trabajo de la Fundación Ecología Emocional como la mejor respuesta.

 13 de noviembre. Día Mundial de la Bondad.

El próximo domingo 13 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Bondad. Una iniciativa que lleva celebrándose desde 1998. Desde la Fundación Ecología Emocional hemos creado la Escuela de la Bondad en Acción que, entre otros objetivos, busca solucionar los retos actuales.

Ver informe completo